Samurai 8

La nueva obra de Masashi Kishimoto (Naruto), Samurai 8 (Samurai 8: Hachimaru Den ou Samurai 8: The Tale of Hachimaru) salió el último día 13 de mayo y  cuenta con el autor de Naruto como guionista y Akira Ookubo como dibujante.

Para los que no saben, Akira Ookubo es hermano de Atsushi Ookubo, creador de Soul Eater y Fireforce, además de haber sido asistente de Kishimoto en Naruto por 9 años (aproximadamente desde el volumen 16).

La historia de Hachimaru

En la trama se nos presenta al cotidiando Hachimaru, un chico con salud frágil y dependiente de una vida con aparatos. Por eso, nunca puede salir de casa, si llega a desconectar se alguna máquina, no sobreviviría por más de tres minutos. Él se siente lastimado por ignorar muchas cosas e imposibilitado de volverse un guerrero y quien sabe, un samurái.

Ya sabemos que Kishimoto es un maestro en la presentación de personajes y en la creación de conceptos por lo que es fácil sentirnos atraídos por el pequeño Hachimaru desde el primer momento. Su simpatía es protagonizada junto a la figura de su padre.

El factor paterno

El desarrollo a lo largo de estas 70 páginas viene a partir de la relación entre padre e hijo. Mientras el hijo lucha por la libertad, el padre corre para intentar ayudarlo de alguna forma y no miedo esfuerzos ni se preocupa con el peligro de la galaxia salvaje.

Una vez más, Kishimoto nos muestra un bello vínculo de amor y gratitud, en este punto el manga Samurai 8 me parece muy agradable.

Conceptos de Samurai 8

Algo que encontré interesante fue la relación repetitiva y clichés de aquellas “buenas batallas shounen” de siempre. El mundo es explicado desde las primeras páginas y repite toda la trama al lector, lo que sentí un poco pesado.

Si lo comparamos con el inicio de Naruto, los conceptos del Universo eran explícitos en ciertos momentos, escalón por escalón en el desenvolvimiento de la historia. Da la sensación que el autor quiso plasmar todas sus ideas de una manera forzada. Y no es que esto no resulte interesante, pero si hay una ruptura en el ritmo de la lectura.

Convirtiéndose en un Samurai

A pesar de las repeticiones en cuanto a las explicaciones del mundo y sus conceptos, la lectura de Samurai 8 es agradable y se vuelve mucho más cuando se conoce el carisma de los personajes.

[zombify_post]